28 DE MAYO DE 1941. ALFREDO PALACIOS ES ELEGIDO RECTOR EN LA UNIVERSIDAD DE LA PLATA

El ex diputado socialista Alfredo Palacios es elegido rector de la Universidad de la Plata.

Alfredo Palacios nació en Buenos Aires el 10 de agosto de 1878, bautizado en la Iglesia Nuestra Señora de la Piedad, Ciudad de Buenos Aires, Capital Federal, Argentina el 23 de agosto de 1878. Fue uno de los políticos con mayor influencia en la Argentina del siglo XX junto a Juan Domingo Perón e Hipólito Yrigoyen. Aunque se opuso a ambos presidentes.
Se educó en la fe cristiana que, luego de algunas desilusiones, abandonó. El ambiente de la época, las obras de los grandes teóricos del socialismo como Karl Marx y Friedrich Engels y su percepción de lo argentino y latinoamericano serán los basamentos de su formación y visión de la política que lo guiará toda su vida y accionar.
Carrera política 
Recibido de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, esboza una tesis denominada "La miseria" la cual es rechazada por los hombres de la época: la misma debió ser reemplazada por una tesis sobre quiebras de empresas. En su chapa de abogado establecía: "Dr. Alfredo Lorenzo Palacios atiende gratis a los pobres".
Su figuración en el socialismo se da por los discursos en mítines en los que intervenía y después de varias idas y venidas se afilia al Partido Socialista en el Centro de La Plata.
El legislador
Se incorporó al Partido Socialista creado por Juan B. Justo en 1896. Triunfó en las elecciones para diputados nacionales del 13 de marzo de 1904, por el distrito de La Boca, reconociéndose como el primer legislador socialista de América Latina. Fue autor de gran parte de la legislación laboral argentina y del libro El Nuevo Derecho. Inspiró la Reforma Universitaria de 1918 y fue designado por el Congreso de Estudiantes Latinoamericanos como Maestro de América.
Para las elecciones que se harían en el año 1904, un grupo de inmigrantes italianos del barrio de La Boca llegan al despacho de abogado del Dr. Palacios y le ofrecen la candidatura a Diputado Nacional por el Partido Socialista por la circunscripción 4º. La campaña fue febril, casa por casa, conventillo por conventillo: Palacios se detenía en los patios y daba sus discursos en castellano e italiano y un interpréte lo traducía al xeneize (genovés). El 13 de marzo de 1904, ante una elección en donde dominaba en el resto de la ciudad un clima de fraude de los partidos del régimen, Alfredo Palacios se alzaba con 830 votos que a viva voz no se dejaban sobornar por los políticos de la oligarquía y triunfaba.
                                                                                                                                        
El legislador Alfredo Palacios en 1961.
Fundador del Nuevo Derecho, el derecho de los trabajadores, Alfredo Palacios arranca de esa oligarquía varias leyes sociales entre ellas la de sábado inglés, descanso dominical, aumentos de sueldos, que el pago de sueldos se haga en moneda y no en vales, ley de accidente laboral, ley del trabajo femenino, ley de la silla, estatuto del docente y muchas otras leyes que en distintos períodos fue presentando y logrando que se sancionen.
Su tarea, ya sea como diputado o senador siempre estuvo orientada a los trabajadores, las mujeres, los niños, los ancianos y los jóvenes. También adhirió al movimiento de la Reforma Universitaria que estalló en la ciudad de Córdoba el 15 de junio de 1918.
Abogado, político, profesor universitario, en cualquiera de estos roles siempre defendió con la misma convicción y vehemencia los valores de la igualdad, la libertad y la solidaridad social. Su visión nacionalista del socialismo le valió muchas veces el reconocimiento de que fue él quien introduce el debate de la nacionalidad y de una visión nacional dentro de su partido. Fue quien pregonó que en las marchas el Partido Socialista marche con banderas rojas pero también con banderas argentinas.
Entre sus obras más importantes se encuentran El nuevo derecho, Esteban Echeverría: albacea del pensamiento de Mayo, La miseria, El dolor argentino y cientos de conferencias y escritos varios. Alfredo Palacios, como diputado, llevó al seno del Congreso la temática de la mujer y el voto femenino por el que venían luchando feministas como Alicia Moreau de Justo, Elvira Rawson, Carolina Muzzili, Fenia Chertkoff y otras. Fue el autor del primer proyecto de voto femenino en Argentina.
 Durante el gobierno de Perón fue encarcelado, tras el fallido golpe de estado del general Benjamín Menéndez en septiembre de 1951.1 Su nuevo mandato de senador nacional es interrumpido por el golpe de estado de 1962 que derroca al Presidente Arturo Frondizi. Por último su mandato de diputado nacional también es interrumpido por su fallecimiento, el mandato fue acortado pero pese a ello diez días antes de cumplir el mismo falleció el 20 de abril de 1965.
Embajador en Uruguay
Durante el régimen militar del dictador Eduardo Lonardi es designado embajador en Uruguay, cuando se producen los fusilamientos del ’56, Palacios reclamó por el cese de las ejecuciones de civiles y militares y se opuso a la pena de muerte. El partido se rompe por las distintas posiciones sobre qué tipo de apoyo dar a la “revolución libertadora”. Durante esta etapa Alicia Moreau es desplazada de la dirección de La Vanguardia por Américo Ghioldi, y Palacios decide no poner la bandera a media asta ni dejar de trabajar por la muerte del dictador de Nicaragua Anastasio Somoza.
Profesor:
Fue profesor de la Universidad de Buenos Aires y rector de la Universidad Nacional de La Plata, fundador de la materia de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Facultad de Ciencias Económicas de la cual él era su titular de cátedra.
Fue Convencional Constituyente en los años 1956 y 1957 e impulsor del artículo 14 Bis. También fue candidato presidencial en el año 1958 con la fórmula Alfredo Palacios -Carlos Sánchez Viamonte. Por aquel entonces la Revolución cubana era el ideal de muchos sectores y el socialismo argentino la vio con suma simpatía, a tal punto que el lema de la campaña presidencial era: "En Cuba los barbudos, en Argentina los bigotudos... vote vote vote vótelo a bigote". Luego, cuando la Revolución Cubana se adhiere al bloque soviético, Palacios critica esta decisión porque siempre concibió incompatible la realización del socialismo sin libertad.
Fallecimiento:   
Su austeridad le valió una vida de grandes privaciones en sus últimos años y falleció en absoluta pobreza. Su casa, ubicada en la calle Charcas 4741 (en Buenos Aires), estuvo a punto de ser rematada varias veces y solo por la intervención de amigos pudo ser salvada. Hoy funciona allí la Fundación Alfredo Lorenzo Palacios, la que conserva algunos de sus muebles y su enorme biblioteca.

Los restos del legislador Alfredo Palacios que murió el martes 20 de abril de 1965 a las 18.05 hs, descansan en el Cementerio de la Recoleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios