27 DE MAYO DE 2005. EL PRESIDENTE NÉSTOR KIRCHNER DISPUSO, A TRAVÉS DE UN DECRETO, LA APERTURA DE LOS ARCHIVOS DE LA SIDE SOBRE LA MASACRE DE AVELLANEDA.

Los documentos serían utilizados en el juicio oral que seguido a ocho policías por las muertes de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en un operativo policial que dejó 33 heridos con balas de plomo y provocó que Eduardo Duhalde llamara a elecciones presidenciales anticipadas. La apertura de los archivos era uno de los reclamos de los familiares de las víctimas, quienes buscan que la Justicia ascienda en la cadena de responsabilidades por encima de los policías. Tras conocer la novedad, el padre de Darío Santillán, Alberto, expresó que "es un paso adelante, pero no quiero ponerme muy contento hasta saber qué documentos hay".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios