12 DE JUNIO. DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL‏

"Los jóvenes tienen la fuerza de la transformación. Si como sociedad no nos avergüenza el trabajo infantil, pocas oportunidades de crecimiento tendrán las nuevas generaciones".
                                                                                            Cristina Fernández de Kirchner

En 2002, la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T.) instituyó el primer Día Mundial contra el Trabajo Infantil para exponer esta problemática que afecta a niñas y niños alrededor de todo el mundo y que, en muchos casos, implica a las peores formas de trabajo. El objetivo de la fecha es fomentar la lucha contra este flagelo, en tanto representa un obstáculo para los derechos de niñas y niños, a quienes priva de la educación, la salud, la recreación y las libertades elementales.

La O.I.T. ha creado dos convenios, el Convenio N° 182 sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil y el Convenio N° 138 sobre la Edad Mínima de Admisión al Empleo, que establecen un marco regulatorio a los fines de proteger los derechos de niñas y niños en relación al trabajo.


En la Argentina rige, desde el año 2008, la Ley N° 26.390 que prohíbe el trabajo infantil de toda persona menor de 16 años y establece pautas para la protección del trabajo adolescente. A su vez, nuestro país ha puesto en marcha diversas políticas de protección y promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes que tienen como objetivo, entre otras cosas, la lucha contra el trabajo infantil.

El Plan Nacional de Acción por los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes 2012-2015, establece como uno de sus objetivos prioritarios, “promover acciones que contribuyan a la erradicación del trabajo infantil, prestando especial atención a sus peores formas y al trabajo remunerado efectuado para empleadores”.

Asimismo, desde la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, se pusieron en marcha los Jardines de Cosecha, en los cuales los chicos no trabajan ni se encuentran en situación de trabajo, y pueden jugar, descansar y aprender mientras sus padres trabajan, ejerciendo plenamente sus derechos.

Del año 2004 a la actualidad, se registra una disminución en las actividades económicas desarrolladas por las niñas, niños y adolescentes de 5 a 14 años de las regiones de NOA, NEA, Gran Buenos Aires y provincia de Mendoza, de hasta un 4,5 %.

Un estudio reciente realizado entre la SENNAF, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil y el Instituto Nacional de Estadística y Censos, da cuenta que el 2% de las niñas y niños de 5 a 13 años del país trabajó al menos una hora en la semana y casi el 60% de ellos lo hizo ayudando a sus padres u otros familiares. Mientras que el 12,2% de los adolescentes de 14 a 17 años realizó alguna actividad económica, de los cuales el 43,2% lo hizo en emprendimientos familiares.

En marzo de 2013, se sancionó una ley aprobada por unanimidad en el Senado, que establece penas de prisión de hasta cuatro años para los empleadores que se aprovechen de los menores, y que hasta ahora era castigado sólo con severas multas. En ese sentido, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, sostuvo que "defender los derechos de los niños es construir presente y futuro; si como sociedad no nos avergüenza el trabajo infantil, pocas oportunidades de desarrollo y crecimiento tendrán las nuevas generaciones de argentinos".

De esta manera, con políticas inclusivas, integrales y respetuosas de los derechos de todas y todos los chicos y chicas, fortalecemos el Sistema de Protección Integral de Derechos y construimos una sociedad más plural, justa e igualitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios