2 DE DICIEMBRE. DÍA INTERNACIONAL PARA LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD‏

El Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud se celebra el 2 de diciembre para recordar la fecha en que la Asamblea General aprobó el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena el 2 de diciembre de 1949.


El Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud nos recuerda que la lucha contra la esclavitud sigue siendo necesaria actualmente para la erradicación de sus formas contemporáneas. Y es que la esclavitud aunque en los estados occidentales nos suene a cosa del pasado, no lo es. Hoy en día, millones de personas están siendo víctimas de la esclavitud: la trata de personas, explotación sexual, trabajo infantil, el matrimonio forzado, la servidumbre por deudas, y el reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados…

Cada año millones de personas, la mayoría mujeres y niños, son engañadas, vendidas, coaccionadas o sometidas de alguna manera a situaciones de explotación de las cuales no pueden escapar. Son la mercancía de una industria mundial que mueve millones de dólares, dominada por grupos de delincuentes que operan con impunidad.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), millones de jóvenes se encuentran en condiciones cercanas a la esclavitud como víctimas de trabajo forzado o en régimen de servidumbre, trabajando un 73% de estos jóvenes –unos 180 millones- en las peores formas de trabajo infantil, entre ellas la prostitución, el trabajo esclavizado y el trabajo peligroso.

En África se venden menores por 14 dólares. También, en esta misma región, 80 millones de niños entre 5 y 14 años son obligados a trabajar en la prostitución y actividades como la minería. UNICEF calcula que 200.000 niños africanos son vendidos como esclavos cada año. Y no solo allí, sino que entre 45.000 y 50.000 mujeres y niños son trasladados cada año por los traficantes únicamente hacia los Estados Unidos.

En el caso de la migración, unos 150 millones de mujeres, hombres y aun niños, que son un 3% de la población mundial, se han convertido en fenómeno de atención, constituyendo un grupo vulnerable al que no sólo son violados sus derechos como trabajadores sino como seres humanos al ser materia y mercancía de las redes de tráfico de personas.

Hoy en día no existen soluciones fáciles a la trata de personas, pero su magnitud requiere la adopción de medidas inmediatas. La lucha contra esta práctica no sólo es deber de los gobiernos, sino que es responsabilidad de todos. Es por eso que celebrando el 2 de diciembre, el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud se pretende recordar a todas las personas que a día de hoy tristemente aun existe la esclavitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios